La final de Champions League 2018-2019 se jugó el pasado sábado en Madrid. Miles de aficionados y turistas acudieron a la capital española para ver el decisivo partido entre el Liverpool y el Tottenham generando un importante evento de categoría internacional en el que cualquier marca ha querido estar presente, sean o no patrocinadores de la Champions.  Se calcula que más de 100.000 aficionados de ambos equipos acudieron a la capital durante el fin de semana.

Atraer a tanta gente a una ciudad implica movilidad. Miles de personas utilizan el transporte público para desplazarse y llegar a sus destinos en hoteles o en los puntos neurálgicos donde tienen lugar las competiciones y celebraciones. El último estudio extraído de AIMC Marcas demuestra que Metro y los eventos deportivos tienen una dependencia muy importante. De entre el total de asistentes a estos acontecimientos, la audiencia de este medio de transporte alcanza a un 39%, una cifra que ha sido muy superior en esta ocasión en la que acuden turistas extranjeros y donde el transporte público tiene una aceptación incluso mayor.

Este dato es aún más positivo en un entorno como el Metro con una tasa de recuerdo de casi el 80%  y un perfil de usuario activo, conectado y dispuesto a interactuar y ampliar la información de las marcas.

Por ello, han estado presentes estos días en los soportes publicitarios del Metro de Madrid marcas como PlayStation, Banco Santander, Avis o Mastercard.
 
El banco Santander vinila columnas y suelos en la estación de Nuevos Ministerios de Metro de Madrid