Diferentes pases, lanzadas por medio de creatividades situadas en mupis de las ciudades de Madrid y Barcelona, han tenido un impacto en millones de personas. Una campaña que no solo ha permitido llegar a su público objetivo, sino que además ha conseguido reconvertir a los usuarios de la web en audiencias de usuarios a pie creando Lookalikes mediante first-party data.

Flexibilidad, optimización del presupuesto, información sobre el consumidor y adquisición de datos han sido los protagonistas de esta campaña que ha obtenido unos resultados más que satisfactorios.
Y es que, el first party data (y 3rd party data) que ha implementado Volkswagen, le ha permitido identificar los lugares clave en los que se encuentra su principal target. La información obtenida a través de la data asociada a estos soportes ha permitido a la marca identificar aspectos como los puntos estratégicos donde impactar a los usuarios en sus recorridos.

Esta campaña ha puesto en evidencia la importancia del trabajo conjunto, la complementariedad de formatos y entornos, y todo el rango de posibilidades que nos ofrece la data cuando se trata de impactos publicitarios.

Esta es una de las diferentes acciones de innovación en medios que se ha llevado a cabo con motivo
del lanzamiento del modelo ID.4, SUV 100% eléctrico de Volkswagen que llega para engrosar la
gama 100% eléctrica de la marca en su objetivo por posicionarse como líder en el mercado de
eléctricos en 2025.