JCDecaux presenta un nuevo circuito de cargadores de dispositivos móviles para el metro de Madrid. Un medio con gran afluencia de público: cerca de 1,5 millones de personas lo usan cada semana, llegando a registrarse una media de 21 trayectos y 31 millones de viajes. Si a esto le añadimos que el 96% usuarios de metro posee un smartphone, el circuito de cargadores se plantea como una acción necesaria y atractiva para los usuarios.

Los cargadores se sitúan en los andenes, donde los tiempos de espera son de media entre cinco y diez minutos. Todo el flujo de los usuarios de metro trascurre gradualmente por esos espacios, con lo que la notoriedad de cualquier tipo de contenido o acción es máxima. Esto supone una ventaja a la hora de plantear nuevas maneras de comunicar y amplía las posibilidades creativas del medio. La implementación del circuito puede situarse sobre vinilos de otras campañas exhibidas en soportes regulares, adaptando el contenido de las mismas a la presencia de los cargadores.

Con esta acción, Metro de Madrid aprovecha una buena oportunidad para fidelizar a su audiencia, resolviendo una situación común que se da todos los días y mejorando la calidad de la experiencia de transporte.
 
Cargadores en estación de Sol, Madrid