Dieciséis metros. Es la altura de las pantallas de gran formato situadas en los dos atrios principales del Plenilunio. Y es allí donde Disney ha llevado su último estreno: Christopher Robin. Una apuesta segura por la visibilidad, la notoriedad y el impacto de quienes estos días visitan el centro comercial.

Recientemente, JCDecaux ha llegado a un acuerdo con Klépierre para llevar a cabo la digitalización de algunos de los centros comerciales más relevantes a nivel nacional, entre ellos, Plenilunio, en Madrid. Las pantallas, además de asegurar la máxima calidad, están preparadas para realizar cualquier tipo de acción de especial y permiten jugar con la creatividad.

Disney ha sido una de las primeras marcas en estrenarlas, pero pronto se le unirán otras dispuestas a sorprender a lo grande a su audiencia.